En Nueva Zelanda ocurren inundaciones con frecuencia y pueden causar muchos daños y pérdida de vidas. Averigua qué hacer antes, durante y después de cada inundación.

Cómo reducir el impacto de las inundaciones

Averigua cuál es el riesgo de inundación en tu zona. Tu concejo local puede tener recursos e información sobre cómo reducir los posibles daños por inundaciones.

Revisa tu seguro regularmente. Tener cobertura de seguro para tu hogar y lo que hay en él es importante para que puedas recuperarte si sufres daños en un desastre.

Panloob na link
A house

No podemos predecir los desastres, pero podemos prepararnos para ellos. Uno de los mejores lugares para comenzar es tu casa. Averigua qué puedes hacer para que tu hogar sea más seguro y por qué debes revisar tu seguro regularmente.

Prepárate antes de una inundación

Averigua en tu concejo local si tu vivienda o negocio están en riesgo de inundación y cómo te alertarán si debes evacuarlos. Pregúntales acerca de lo siguiente:

  • Planes de evacuación y sistemas de alerta pública local
  • Qué hacer con tus mascotas y ganado si tienes que evacuar el lugar
  • Cómo puedes reducir el riesgo de futuras inundaciones en tu vivienda o negocio

Define qué suministros podrías necesitar y haz un plan.

Practica tu plan de emergencia y tu ruta de evacuación a terrenos más altos.

Toma medidas para reducir los posibles daños por inundación y asegúrate de que tu póliza de seguro ofrezca cobertura de daños por inundación.

Panloob na link
Hands marking off a checklist

Haz un plan en línea con tu whānau para salir adelante en una emergencia. Piensa en las cosas que necesitas todos los días y en qué harías si no las tuvieras.

Panloob na link
Emergency supplies on some pantry shelves

En una emergencia, es posible que quedes atrapado en casa durante tres días o más. Tu casa ya está llena de artículos de emergencia que aparentan ser cosas cotidianas. Averigua qué suministros necesitas y haz un plan para afrontar la situación.

Qué hacer durante una inundación

Pon la seguridad en primer lugar. No te arriesgues. Actúa rápidamente si ves que el agua sube.

Las inundaciones y las crecidas repentinas pueden ocurrir rápidamente. Si ves que el agua sube, no esperes las advertencias oficiales. Dirígete a un terreno más alto y mantente alejado del agua de la inundación.

Mantente alejado del agua de la inundación

Nunca intentes caminar, nadar o conducir a través del agua de la inundación. Muchas muertes por inundaciones se deben a personas que intentan conducir a través del agua.

Siempre supón que el agua de la inundación está contaminada con escorrentía agrícola, productos químicos y aguas residuales. El agua contaminada de la inundación puede causarte enfermedades. Asegúrate de lavarte las manos y lavar la ropa y otras pertenencias después del contacto con las aguas de la inundación.

Si es posible que ocurra una inundación:

Mantente informado. Escucha la radio o sigue a tu Grupo de Gestión de Emergencias de Defensa Civil en línea.

Prepárate para evacuar el lugar y ten a mano tu bolso de emergencia. Escucha a los servicios de emergencia y a las autoridades locales de Protección Civil. Sigue las instrucciones sobre la evacuación de tu zona. Autoevacúate si te sientes inseguro.

Traslada las mascotas a un lugar seguro y el ganado a un terreno más alto. Si tienes que irte, lleva a tus mascotas contigo. Si no es seguro para ti, no es seguro para ellas tampoco.

Cierra el agua y apaga la electricidad y el gas si lo aconsejan.

Eleva los artículos valiosos y peligrosos lo más alto posible por encima del suelo. Esto incluye equipos eléctricos y productos químicos. Usa recipientes herméticos para almacenar artículos importantes.

Levanta las cortinas, alfombras y ropa de cama del suelo.

Comprueba cómo están tus vecinos y cualquier persona que pueda necesitar tu ayuda.

Qué hacer después de una inundación

Solo regresa a casa después de que Defensa Civil y los servicios de emergencia te hayan dicho que es seguro hacerlo. Puede que no sea seguro que regreses a casa incluso cuando las aguas de la inundación hayan retrocedido.

Mantente alejado de las zonas dañadas. Podrías obstaculizar las operaciones de rescate y otras operaciones de emergencia y correr un mayor riesgo por los efectos residuales de las inundaciones.

Mira antes de dar un paso. Después de una inundación, el suelo y los pisos pueden estar resbaladizos o cubiertos de escombros, incluidas botellas rotas y clavos.

Ayuda a otros si puedes, especialmente a las personas que puedan necesitar ayuda adicional.

Si tu vivienda sufre daños

  • No hagas nada que ponga en riesgo tu seguridad o pueda causar más daño a tu vivienda.
  • Ponte en contacto con tu compañía de seguros lo antes posible.
  • Si alquilas tu vivienda, comunícate con tu arrendador y con la compañía que asegura el contenido de la vivienda.
  • Toma fotos de los daños sufridos. Esto ayudará a acelerar la evaluación de tus reclamos.

Seguridad alimentaria después de una inundación

Desecha los alimentos y el agua potable que hayan estado en contacto con el agua de la inundación, incluidos los alimentos enlatados.

Evita beber o preparar alimentos con agua del grifo hasta que estés seguro de que no está contaminada. Sigue las instrucciones de las autoridades locales referentes a hervir el agua.

Para obtener más información sobre la inocuidad de los alimentos durante y después de una emergencia, visita el sitio web del Ministerio de Industrias Primarias.

Limpieza después de una inundación

Limpia y seca tu casa y todo lo que hay en ella. El agua de la inundación puede hacer que el aire de tu hogar no sea saludable. Cuando las cosas se mojan durante más de dos días, generalmente se enmohecen. También puede haber gérmenes e insectos en tu hogar después de una inundación.

El moho puede enfermar a algunas personas de asma, alergias u otros problemas respiratorios.

Habla con tu médico u otro profesional de la salud si tienes preguntas sobre cómo limpiar o trabajar en una casa que se ha inundado. Si hay una gran cantidad de moho, es posible que desees contratar ayuda profesional para limpiarlo.

Protégete usando:

  • una máscara autorizada
  • gafas de protección
  • guantes
  • ropa protectora que te cubra los brazos y las piernas, y
  • calzado resistente.

Desecha todo lo que estaba mojado con agua de la inundación y no se pueda limpiar.

Desecha las cucharas de madera, los utensilios de plástico y las tetinas de los biberones y los chupetes si han quedado cubiertos por el agua de la inundación. No hay forma de limpiarlos de forma segura.

Desinfecta las ollas y utensilios de metal hirviéndolos en agua limpia.

Panlabas na link
Ministry for Primary Industries logo

Obtén más información sobre cómo proteger la inocuidad de tus alimentos en el sitio web del Ministerio de Industrias Primarias.

Tipos de peligros

En Nueva Zelanda tenemos muchos peligros naturales. Averigua qué hacer antes, durante y después de cada tipo de emergencia.